Julio 14, 2024 [G]:

Alerta, el maltrato infantil provoca depresión crónica


Lunes 23 de Enero de 2023, 5:30pm






-

La Paz, 23 de enero (Buen Vivir).- Un niño que ha sido víctima de maltrato, en cualquiera de sus formas, será un adulto depresivo con una visión negativa del mundo. Probablemente no recuerde los episodios de violencia, pero este acto dejará huellas en su desarrollo psicoemocional.

La falta de cariño, comprensión y los cuidados necesarios cuando se es niño, además ser víctima de violencia, desembocará en una depresión, que muchas veces va estar disfrazada bajo otras conductas como alcoholismo, ludopatía, tabaquismo, drogadicción, comer en exceso y otros trastornos mentales que pueden llevar al suicidio, explica la psicóloga Rayza Andrade.

Según la especialista, los adultos que tienen una visión negativa del mundo y, ante cualquier complicación o problema, se desmontan o se deprimen, sufrieron maltrato o privación afectiva.

“Por norma general, se crean relaciones autodestructivas al no haber sido capaz de superar este trauma infantil, por ello, es habitual que desarrollen actitudes que son negativas”, remarca, a tiempo de hacer notar que los adultos depresivos, por causa del maltrato infantil, también tienen bajos niveles de autoestima.

Por otra parte, también se puede distinguir también la depresión infantil debido a este problema, que se define como un desorden caracterizado por una alteración en el estado de ánimo, acompañada de cambios en el comportamiento, a nivel escolar, en el hogar o en la comunidad.

El estado depresivo persiste e interfiere con las capacidades y acciones del niño. Esta alteración se presenta en diversas formas con grados y duración variable. Estos grados son: leve, moderado y severo.

Según la profesional, los niños manifiestan similares síntomas que los adultos -tristeza, cambios bruscos de humor, aumento de la irritabilidad, llora con facilidad, perdida de interés por las actividades que antes le gustaban-, se quejan constantemente de estar aburridos y tienen frecuentes pesadillas o miedos infundados, hasta actitudes que se confunden con falta de disciplina.

Aproximadamente 1 de cada 20 niños y adolescentes, tendrá un episodio depresivo antes de cumplir los 19 años; la realidad es que menos de la mitad de estos niños reciben un tratamiento adecuado y terminan convertidos en un adulto con depresión crónica.

La terapia cognitivo-conductual ha mostrado ser eficaz en población infantil. Se persigue la identificación, debate y modificación de los pensamientos negativos de base; así como la introducción progresiva y personalizada de actividades agradables.

//

 

.