Junio 16, 2024 [G]:

Una paceña convierte su preocupación ambientalista en productos de limpieza y belleza


Jueves 6 de Octubre de 2022, 11:30am






-

Lorgia Mercado Figueroa ha sido ecologista desde muy pequeña. Hace seis años se convirtió en madre soltera y dejó su profesión (es psicóloga) para poder concentrarse en la gestación de su hijo. Sintió la necesidad de cuidarlo de verdad. Tras nueve meses de espera, junto con un saludable niño, nació Botanika Ecocosmética, el emprendimiento que ha logrado formar parte de los 15 finalistas del concurso Emprende Ideas organizado por la Fundación Samuel Doria Medina A.

“Para cuidar mi salud y la de mi bebe, me puse a investigar y encontré que en todos los productos que usaba –me encantan los maquillajes y los productos de belleza– habían  químicos tóxicos que contaminaban mi piel, arruinaban mi salud y tenían efectos con la gestación”, cuenta. Entonces se dijo: “Voy a ser consciente en mi consumo”.

La causa de la toxicidad de los productos comerciales de belleza se halla en que están llenos de “disruptores endocrinos”. Se trata de una hormona que permite que pastas y cremas duren años y años. Pues bien, al usar los productos de limpieza, esta hormona es absorbida por el tejido adiposo del cuerpo y causa enfermedades. Desechamos una parte cuando vamos al baño, y esto contamina las aguas y la vida natural. “Esta es una contaminación que, a diferencia de la que produce, por ejemplo, la basura, resulta súper silenciosa pero no menos dañina”, explica Mercado.

En Bolivia no había productos naturales de limpieza hechos en el país y el costo de los importados era muy alto. Así que Lorgia decidió fabricar su propio desodorante. La buena retroalimentación de familiares y amigas la animó a presentarse a una feria con una inversión de cien dólares. Le fue muy bien, pues muchos le dijeron: “Justamente esto era lo que estábamos buscando”.

Este primer producto era el Ecodorante, que continúa siendo la “estrella” de su catálogo: es una crema que dura dos meses y se compone de manteca de cacao, carité (una pulpa natural que regenera tejidos), fécula de maíz, bicarbonato de sodio, aceites esenciales (lavanda, mandarina y piedra santa, que dan el olor añadido) y piedra alumbre en polvo, la cual quita el mar olor del cuerpo sin cerrar los poros.

Cinco años después de convertirse en una empresa legal, Botanika Ecocosmética cuenta con 45 productos, con líneas para la mamá y el bebé, los varones, el cuidado dental y, la última, el maquillaje, que fue lanzada en 2021. Todos los insumos para la producción se extraen de los ecosistemas del país; por ejemplo, en las pastas dentales chilka; en los labiales, el airampu, que tiene un intenso color rojo; en las cremas se usa el capoazú, endémico de la Amazonía boliviana, etc.

Estas creaciones se inspiran en “las historias de los abuelos, que antes sabían cómo cuidarse sin usar tanto químico”. Por ejemplo, Lorgia recordó que su abuela le había dicho que las mujeres de antes usaban la almendra quemada para pintarse; pues bien, ha inventado una máscara de pestañas de almendra, que además de adornarlas las potencia y les da volumen. Ella ha pasado cursos de creación de cosméticos en Argentina y España.

Otro rescate cultural es el peine ecológico vegetal, que consiste en ramas de cardo secado al sol; de acuerdo a la tradición, esta escobita no solo peina y da masajes al cuero cabelludo, sino también “quita la tristeza”. Botanika Ecocosmética comercializa los peines producidos de manera autónoma por mujeres originarias de la provincia Larecaja de La Paz. La empresa no solo es ecológica, sino también tiene un giro social.

La mercadería se vende en tiendas de productos naturales en todo el país y a través de contactos directos. Se puede encontrar a Botanika Ecocosmética, con ese nombre, en todas las redes sociales.

///

 

.