Junio 20, 2024 [G]:

El matrimonio de Filippo con Olga, una de las historias del libro escrito por la viuda de Escóbar


Jueves 6 de Junio de 2024, 7:30pm






-

6 de junio (Rafael Archondo para Urgente.bo).- Olga Vásquez contrajo matrimonio con Filemón Escóbar en la cárcel de San Pedro de La Paz. La boda del panóptico tuvo lugar en agosto de 1968, aprovechando los feriados patrios. Se hizo a escondidas de los padres de la novia, cuya reacción resultaba difícil de predecir en esos momentos. La presunción dominante indicaba que los papás de Olga no aceptarían ligar la existencia de su hija con el destino azaroso de un dirigente político y sindical, de un perseguido por las autoridades, de un insubordinado militante obrero.

Según le ha contado Olga a Constantino Rojas ("Memorias que perduran", 10 de marzo de 2024), la ceremonia nupcial tuvo lugar en la celda de Hugo Téllez, la más elegante de la cárcel. Fueron testigos de la alianza conyugal, Ricardo Montaño, Julián Aranda y Carmen de la Quintana, una amiga de la novia, que preparó una jarra de "leche de tigre" para romper el hielo entre los invitados cautivos.

Olga cuenta que Filippo, como era conocido Escóbar, a exigencia del oficial de registro civil, fue corriendo a buscarse una corbata entre los reos más adinerados. Volvió con el nudo asfixiante y la tembladera de un primerizo.

filipo.esposa.png

De derecha a izquierda: Ricardo Calla, Filemón Escóbar, Olga Vásquez y otros invitados.en la boda de Iván Arias (centro)

En 2018 se recordaban 50 años de aquel lazo, pero Escóbar cometió la travesura de morirse antes. Dice Olga que él no pensaba irse y que se la pasaba invitando a todos a sus bodas de oro.

Filemón Escóbar pudo salir de la cárcel con estado civil cambiado en 1969. Ahí le tocó enfrentar una especie de "represión" equivalente cuando la familia de su esposa se enteró de la unión en condiciones clandestinas. Elvira, convertida, sin su consentimiento, en la suegra del dirigente minero, no paraba de llorar. Madre e hija fueron hasta Quillacollo a consultar al padre y gestionar su venia. Para fortuna de la joven pareja, el progenitor no solo aceptó los hechos, sino que celebró que su yerno sea ya el inteligente y comprometido líder obrero. Escóbar y Vasquez compartían ideas y ahora, un vínculo familiar.

Esta historia y muchas más quedarán resguardadas en el libro "Mi Vida junto a Filippo", escrito por Olga Vásquez, la viuda de Filemón Escóbar. La presentación se hará en Cochabamba este viernes en la sede de la Federación Sindical de Maestros Urbanos (calle Junín, 266). Este 6 de junio se recordarán 7 años del fallecimiento de Filemón Escóbar.

///

.