Mayo 24, 2024 [G]:

11-S: Hace 15 años, EEUU sufrió el mayor golpe contra su orgullo

Este domingo se cumplen 15 años de los atentados terroristas a las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York, uno de los centros financieros más importantes de Estados Unidos y del mundo. Ese día cambió la historia del mundo y el concepto de seguridad se ha transformado por completo.


Sábado 10 de Septiembre de 2016, 8:15pm






-

Washington, 10 de septiembre (Agencias).- Este domingo se cumplen 15 años de los atentados terroristas a las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York, uno de los centros financieros más importantes de Estados Unidos y del mundo. Ese día cambió la historia del mundo y el concepto de seguridad se ha transformado por completo.

Ese día se partió en dos la historia norteamericana, que nunca antes en sus más de 400 años había visto tan tocado su orgullo. En ese fatídico día murieron 3000 personas y miles más resultaron heridas. Aún hoy quienes fueron víctimas de ese atentado terrorista tratan de llevar la vida en medio del dolor por la pérdida de algún familiar o con las secuelas que produjeron esos ataques.

Hace 15 años se desató la guerra contra el terrorismo con consecuencias altísimas. Hoy el objetivo de Estados Unido son diferentes grupos, como Estado Islámico, que se ha apoderado de territorios en Siria e Irak e inspirado ataques dentro de países de Europa y en Estados Unidos. Sus atentados son de menor escala que los del 9/11, pero igualmente mortíferos y desmoralizante

¿Cómo se planificó?

Investigaciones oficiales posteriores a los ataques del 11 de setiembre del 2001 y trabajos como el de la periodista española Pilar Urbano, autora del libro “Jefe Atta. Maestro de suicidas”, permitieron reconstruir la larga planificación del más osado ataque terrorista de todos los tiempos.

Mohamed Atta, quien era el líder de la célula de Al Qaeda en Hamburgo, Alemania, fue uno de los cerebros del atentado. Estuvo en la reunión de noviembre de 1999 en Afganistán, en donde Al Qaeda planificó detalles del 11-S. Después partió a Estados Unidos y aterrizó en junio de 2000, desde allí coordinó la llegada de los demás terroristas y estuvo a cargo de que estos, entre otras cosas, aprendieran a hablar inglés y a manejar aviones comerciales.

Atta también se contactó con los “elementos durmientes” (así eran llamados los hombres que permanecían con un bajo perfil en Estados Unidos, Francia, Inglaterra, y otros países estratégicos para Al Qaeda) para llevar a cabo los otros detalles del atentado.

Un total de 20 personas, distribuidas en grupos de 4, serían las encargadas de secuestrar y hacer estrellar los aviones contra los objetivos planificados (Las Torres Gemelas, El Pentágono y El Capitolio). Fue así, que tras varios meses haciéndose pasar por pasajeros y aprendiendo a pilotar aviones, perpetraron el ataque el 11 de Septiembre. Lograron el objetivo en Nueva York y El Pentágono, pero el avión que iba a estrellarse contra el Capitolio no llegó a su destino gracias a que pasajeros que iban a bordo lo evitaron. Dicha aeronave se siniestró en su camino a Washington.

El ataque al corazón financiero de Nueva York fue un duro golpe para los Estados Unidos, que tras este hecho, tuvo la escusa ideal para invadir Irak y emprender una guerra contra Osama Bin Laden, líder máximo de Al Qaeda.

El hombre, que por años fue el más buscado de EE.UU., cayó en mayo de 2011 tras una operación del ejército estadounidense. Sin embargo, la caída de éste no significó el fin de la amenaza terrorista para Estados Unidos, pues luego de Bin Laden asumieron el puesto otros yihadistas con las mismas intenciones de atentar contra Norteamérica.

Teorías conspirativas

Aunque hay una versión oficial sobre los atentados terroristas a Nueva York, hay otras versiones que han venido suscitándose con el paso de los años.

Una de ellas, y la más polémica quizá, hablan de un supuesto vínculo económico entre las familias de George W. Bush y Osama Bin Laden. Es decir, se deja entrever que el atentado fue conocido antes de ejecutarse por quien era el presidente de EE.UU. en ese momento

Otra teoría hace énfasis en la caída de las Torres Gemelas luego de estrellarse los dos aviones contra cada una de ellas. Investigadores no creen que tras el choque de las aeronaves, las torres se hayan venido abajo, derrumbándose cimiento por cimiento. En cambio creen que fue una implosión antes planificada.

Después del 11-S

La vida en Estados Unidos y especialmente en Nueva York, ha tratado de volver a la normalidad, pero ha sido imposible. Esa huella del 11-S está retratada en los corazones de las personas que sufrieron directa e indirectamente los atentados al World Trade Center.

Las autoridades, por su parte, realizan homenajes cada año en el lugar, que luego pasó a llamarse como la Zona Cero, en donde hoy reposan las placas con los nombres de las personas que murieron ese fatídico día. De igual manera, en los alrededores de donde estaban las Torres Gemelas se han construido edificios con interés cultural y recreativo.

Quince años después de los ataques del 11-S, Estados Unidos aprendió a protegerse de los ataques yihadistas sofisticados pero permanece vulnerable a las operaciones más rudimentarias llevadas a cabo por extremistas locales.

Las operaciones antiterroristas tienen actualmente como objetivo descubrir e interrumpir planes de partidarios del grupo Estado Islámico (EI) y de Al Qaida, que se esconden en células menos centralizadas y se aprovechan de las nuevas tecnologías, señalaron funcionarios de inteligencia. “Nuestro trabajo se está haciendo más difícil”, dijo Nick Rasmussen, el poderoso director del Centro Nacional contra el Terrorismo, en un balance hecho esta semana en Washington.

La expansión de medios para comunicarse entre ellos, muchas veces a través de populares aplicaciones de teléfonos inteligentes, y la posibilidad de comunicaciones encriptadas, “les da ventaja” sobre las agencias de inteligencia, señaló.

Los ataques del 9/11 dieron luz verde a la guerra de Estados Unidos contra el terrorismo, inicialmente enfocada en Al Qaida y el Talibán.

.