Febrero 24, 2024

Hasta ahora en Bolivia subsisten los mitos sobre el sida


Viernes 1 de Diciembre de 2023, 3:15pm






-

Hoy se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Sida y en Bolivia aún persisten mitos en sentido de que los métodos de detección de la enfermedad son poco confiables y que resultar positivo al VIH (que puede llevar al Sida) es sinónimo de muerte, señalan la infectóloga Alejandra López Noé, y Jean Pierre Mendoza, activista que trabaja en la prevención de esta enfermedad.

“En Bolivia existen personas que aún consideran que tenemos métodos de detección de la enfermedad poco confiables, y eso no es así. Contamos con los mismos métodos de detección verificados, regulados y aprobados por las normas que tienen todos los países alrededor del mundo para la detección del VIH.  A esto se suman equipos de alta tecnología para realizar los estudios. No tenemos nada que envidiar”, afirma López Noé.

“Existen personas que piensan que una vez contagiadas de VIH están condenadas a morir y no es así. Si uno recurre a los centros médicos y recibe el tratamiento adecuado, con los medicamentos antirretrovirales que son completamente gratuitos en Bolivia, puede llevar a cabo sus actividades con total normalidad sin riesgo de perder la vida”, afirma Jean Pierre Mendoza, Director de Igualdad LGBT, asociación responsable de la implementación de la estrategia de prevención de VIH en la población LGBT+ y de mujeres trabajadoras sexuales no registradas.

La infectóloga López señala que, en caso de un resultado positivo, el paciente encuentra en el sistema público de salud un tratamiento “seguro y gratuito, que se complementa con las pruebas, que en Bolivia son realizadas por laboratorios surpevisados por los Servicios Departamentales de Salud (SEDES)”.

En 1998, la Organización Mundial de Salud (OMS) declaró el 1 de diciembre como el Día Mundial de la Lucha contra el Sida para dedicar este día a dar a conocer los avances contra la enfermedad, apoyar a las personas involucradas en la lucha contra la misma y mejorar su comprensión como un problema de salud pública.

En Bolivia esos avances existen con la implementación de tecnología de punta en la realización de las pruebas que detectan la enfermedad. Se trata de inversión privada realizada por laboratorios clínicos como Praxis (laboratoriopraxis.com), que este fin de semana ofrecerá en la ciudad de Santa Cruz consultas infectológicas gratuitas y descuentos especiales en las pruebas que realiza con equipos de última generación como el citómetro de flujo.

Pruebas, medios de detección

“El Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) ataca el sistema inmunitario y debilita los sistemas de defensa contra las infecciones y contra determinados tipos de cáncer. A medida que el virus destruye las células inmunitarias e impide el normal funcionamiento de la inmunidad, la persona infectada va cayendo gradualmente en una situación de inmunodeficiencia. La fase más avanzada de la infección por el VIH es el Síndrome de inmunodeficiencia adquirida o Sida”, señala información de la OMS.

La infectóloga Alejandra López Noé, formada en Argentina, con amplia experiencia en el Centro de Enfermedades Tropicales (Cenetrop) de Bolivia, remarca que este problema de salud no presenta una sintomatología propia o específica, lo cual se convierte en un factor que entorpece su diagnóstico temprano, dejando a las pruebas para VIH como uno de los únicos medios para su detección.

Si bien ninguna prueba permite diagnosticar por sí sola la presencia del VIH en un paciente seropositivo, éstas permiten evaluar el nivel de infección que afecta a su organismo, a través de la medición de la carga viral y del recuento de células CD4 (Linfocitos CD4).

Hoy, en Bolivia, la cuantificación de CD4 se realiza mediante la técnica de citometría de flujo, cuya ventaja es brindar al médico que realiza el tratamiento información valiosa para tomar decisiones que pueden ayudar a frenar el avance de la enfermedad, optimizando el tratamiento y mejorando la calidad de vida del paciente.

“El recuento de Linfocitos CD4 es uno de los parámetros más importantes para tomar las decisiones terapéuticas que eviten el avance de la infección a una etapa Sida. Mientras más altos sean los niveles de Linfocitos CD4, la posibilidad de una carga viral será más baja, y así el paciente VIH podrá tener una mejor respuesta inmunológica antes los distintos patógenos que lo rodean. En un paciente VIH positivo es importante mantener un recuento de los Linfocitos CD4 por encima de 500, esto indica que se tiene una buena respuesta del sistema inmunológico”, precisan especialistas de Praxis.

Otras pruebas

Además de la Cuantificación de Linfocitos CD4, en Bolivia, al igual que otros países, se realizan:

La prueba rápida, que detecta la reacción antígeno/anticuerpo. El antígeno es la parte del VIH que provoca que el sistema inmunitario combata la infección. En caso de tener un resultado reactivo, esta prueba requiere un examen de confirmación. La misma está disponible en todos los establecimientos de salud pública y es gratuita.

La prueba Elisa, la más conocida, que muestra los niveles de anticuerpos desarrollados por el organismo humano para combatir al VIH. La sensibilidad y especificidad de la prueba es de 15 a 90 días después de la exposición.

Tanto la prueba rápida como la Elisa pueden realizarse a partir del día 15 luego del contacto de riesgo.

La prueba p24 es uEste examen se lo puede realizar entre los 11 y 40 días después de un contacto de riesgo. Luego de ese tiempo la sensibilidad de la prueba reduce al parecer los anticuerpos contra el virus.

López Noé señala que, en caso de un resultado positivo, el paciente encuentra en el sistema público de salud un tratamiento “seguro y gratuito”.

“Existe el tratamiento gratuito, que se complementa con las pruebas, que en Bolivia son realizadas por laboratorios surpevisados por los Servicios Departamentales de Salud (SEDES)”, insiste al convocar a las personas a realizarse los exámenes de VIH.

 Otros mitos

Así como existen mitos sobre las pruebas de VIH, están los relacionados con el contagio de la enfermedad, como que es transmitida al momento de besar, usar el mismo baño que una persona positiva o darle la mano, todos falsos.

“Otro mito falso y muy importante a tomar en cuenta es que la epidemia es exclusiva de la población femenina o de las personas con diversa orientación sexual y de género”, señala Jean Pierre Mendoza, director de Igualdad LGBT.

Los datos indican que los contagios más frecuentes están entre varones heterosexuales.

De acuerdo a información del Ministerio de Salud, en Bolivia se tiene 39.254 casos acumulados de VIH/sida. Santa Cruz concentra el 42% de los casos; el 77% de los afectados son varones, entre 20 y 39 años. Le siguen a la región La Paz, con el 22% de casos, y Cochabamba con el 19%.  El 46% de las personas que son diagnosticadas positivo no siguen ningún tratamiento, pese a que hoy los avances lograron que éste se reduzca a una pastilla diaria, según la Fundación Redvihda.

///

 

.