Mayo 21, 2024 [G]:

El Tata no excluye a nadie y el traje no tiene género

Para bailar en el Gran Poder no hay excusa porque cualquier persona puede participar con la vestimenta que desee y del género que prefiera. Solo debe expresar fe y devoción al Tatita.


Domingo 4 de Junio de 2023, 10:45am






-

4 de junio (Urgente.bo).- El Gran Poder es inclusivo. La vestimenta de cualquier danza puede ser usada por la mujer o el hombre. Para bailar en el Gran Poder no hay excusa porque cualquier persona puede participar con la vestimenta que desee y del género que prefiera. Solo debe expresar fe y devoción al Tatita.

Mujeres modifican el traje del varón a su figura, como en el caso de las “machas caporales”, las k’usillas o las diablesas. Como cada año, la comunidad de lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales (LGTBI) participa la festividad.

Ellos participan fraternidades de morenada como cholas antiguas con sus tacones de 10 centímetros. O los esperados waphuris en la Kullawada. Hay mujeres que desean bailar la danza, con la vestimenta del hombre y para hacerlo, adaptan el disfraz a su figura. Así participan, “marcando diferencia”.

El periodista Juan Navia, quien lleva años dentro del ámbito folclórico, indica la presencia de la mujer muy importante. “Una fraternidad sin la belleza y el encanto de la mujer “sería muy monótona”, explica.

En los inicios de la Fiesta Mayor de Los Andes, bailaban solo los hombres, las mujeres llevaban las cosas de sus esposos e incluso había hombres que se vestían de cholas, con la pollera y máscaras de mujer. Algunos hombres para sentir la presencia o apoyo de sus esposas usaban una mantilla de su pareja. En la actualidad ocurre un cambio radical, las fraternidades convirtieron a las damas en protagonistas estelares de la festividad. “Hoy hay un equilibrio de géneros, eso definitivamente le hizo bien al folklore, a la cultura y a la vida en conjunto”, señaló Navia.

El Gran Poder rompió todos los estereotipos o algún tipo de discriminación hacia una persona, eso hizo que también la comunidad LGTB pueda participar sin ninguna restricción. Ahora el público espera con ansias a ciertos personajes dentro de las fraternidades. Para ser nombrada patrimonio, el Gran Poder incluyó todos los valores y los cambios que tiene la festividad.

“De ser una fiesta de barrio, que en un momento fue muy discriminada, en los años 70 era lo peor bailar en el Gran Poder y ahora es una fiesta cultural que incluye hasta políticos. La comunidad LGTB baila casi en todas las danzas, los waphuris somos icónicos en el Gran Poder”, expresó David Aruquipa.

Con el tiempo, en la morenada irrumpieron los bloques de transexules o travestis que destacan por su forma de bailar y mostrar la cultura a través de la vestimenta sin tergiversar el atuendo de la chola. Muchas deciden vestir de cholas antiguas, y todas, elegantes. “Dentro de nuestra fraternidad recibimos a todas las personas que quieran participar, no solamente a transportistas, baila el que quiere venir a participar, el que quiere confraternizar con nosotros”, recalcó Rolando Paco, pasante de la Fraternidad Espectacular Transporte Pesado.

.