Junio 19, 2024 [G]:

Con el lema “equidad en sueño para la salud global”, el 15 de marzo se celebra el Día Mundial del Sueño


Viernes 15 de Marzo de 2024, 5:00pm






-

Desde el año 2008, establecido e impulsado por la Sociedad Mundial de la Medicina del Sueño, el Día Mundial del Sueño se conmemora anualmente el primer viernes anterior al equinoccio de marzo en 88 países; este año la celebración se desarrollará el 15 de este mes con un programa específico para concientizar a la humanidad de la importancia vital de practicar la salud del sueño.

En Bolivia, la delegada del Día del Sueño, Dra. Ximena Alvarado, explica que a nivel mundial, a través de investigaciones complejas realizadas durante décadas, la ciencia ha establecido una relación “causa – efecto” de gravedad y mal pronóstico entre el sueño, comprendido como el descanso adecuado del cuerpo, y una serie de enfermedades crónicas, enfermedades neurodegenerativas y enfermedades tumorales, por lo que, a fin de evitar las mismas, es necesario practicar lo que se ha denominado como “higiene del sueño”.

La Dra. Alvarado comenta que tras demostrar experimentalmente esta relación a través de la expresión de los genes siguiendo el ritmo circadiano, los científicos Jefrey Hall, Michael Roschbash y Michael Young obtuvieron el premio nobel en medicina, con lo que la ciencia en general empezó a poner más atención al cuidado de la salud también a través de una práctica correcta del sueño.

“El gen ‘per’, por la noche, codifica la producción de una determinada proteína que tiene la función de frenar su propia síntesis; durante el día esa proteína es eliminada y por tanto deja de frenar su propia producción y así comienza un nuevo ciclo de síntesis. Este fenómeno se repite de manera continua dando lugar a una actividad rítmica”, dice la representante de la Sociedad Mundial del Sueño.

“Estos ‘genes reloj’ fueron identificados casi en todas las células del organismo, por cuanto podemos decir que cada una de las células de nuestro cuerpo posee un reloj interno que regula su actividad. La mutación en estos genes reloj dan lugar a alteraciones en la división celular, dando origen a enfermedades tumorales, como el cáncer de próstata y el cáncer de mama y otros. Se ha estudiado la relación de la somnolencia diurna excesiva seguida por insomnio nocturno, hallando que se correlacionan con un mayor riesgo de cáncer”, agrega.

La Dra. Alvarado explica además que los científicos también han relacionado con la activación de genes que desencadenan enfermedades crónicas cardiovasculares como la Diabetes Mellitus, la Hipertensión arterial, la obesidad y las enfermedades neurodegenerativas como la Enfermedad de Parkinson.

Por eso es que –complementa– la Sociedad Mundial de la Medicina del Sueño, el Comité Mundial del Sueño y los expertos de la Academia del Sueño establecieron la necesidad de concienciar, este 15 de marzo, sobre la importancia de esta práctica haciendo énfasis en el decálogo de higiene del sueño.

“Uno de los objetivos más importantes de esta celebración, es enfrentar la epidemia global de somnolencia e insomnio, que viene amenazando la salud y la calidad de vida de las personas, haciendo énfasis en la importancia de abordar estos trastornos a través de estrategias de prevención y tratamiento, particularmente en regiones donde la medicina del sueño está menos desarrollada”, sostiene.

DECALOGO DEL SUEÑO:

1.            Establecer un horario regular para irse a dormir y despertarse.

2.            Si tiene la costumbre de tomar siestas, no exceder los 45 minutos de sueño diurno.

3.            Evitar la ingestión excesiva de alcohol 4 horas antes de acostarse, y no fumar.

4.            Evitar la cafeína 6 horas antes de acostarse. Esto incluye café, té y muchos refrescos, así como chocolate.

5.            Evitar los alimentos pesados, picantes o azucarados 4 horas antes de acostarse. Un refrigerio ligero antes de acostarse es aceptable.

6.            Hacer ejercicio regularmente, pero no justo antes de acostarse.

7.            Usar ropa de cama cómoda y acogedora.

8.            Encontrar una configuración de temperatura de sueño cómoda y mantener la habitación bien ventilada.

9.            Bloquee todo el ruido que distrae y elimine la mayor cantidad de luz posible.

10.          Reserve su cama para dormir y el sexo, evitando su uso para el trabajo o la recreación general.

 

///

.