Febrero 22, 2024

Burguesa, la cerveza que busca ganar el mercado boliviano


Sábado 14 de Octubre de 2023, 4:15pm






-

Casa Di Conti (CDC) es una de las empresas más apreciadas de Cándido Mota, una pequeña ciudad industrial del gigante estado de Sao Paulo (Brasil). En un punto de la verde y agradable planicie se levanta la empresa que llegó a Bolivia para proveer de cerveza a los miles de fraternos, danzarines y músicos del Gran Poder, en lo que ha sido uno de los mayores hitos de su socia Distribuidora NUR para competir por el liderazgo en esta bebida alcohólica en el país.

Creada por la familia Conte en 1947 como una pequeña empresa, Casa Di Conti se ha convertido en un símbolo de Cándido Mota, cuyos habitantes hablan bien de la tradición cervecera de la empresa, concepto que se ha ganado muy rápidamente desde el 2001, cuando empezó a producir la Conti Bier. “Acá disfrutamos de la Conti Bier, pero cada vez me gusta la 1.500”, dice Carlos, un trabajador de esta ciudad.

Aquella empresa que nació en un domicilio de la familia Conte hoy es una industria altamente tecnologizada y construida sobre una superficie de 480 mil metros cuadrados y con una perspectiva para crecer en la medida que vaya conquistando nuevos mercados externos. En ese plan la firma del contrato por 10 años con los danzarines del Gran Poder, la fiesta folklórica más importante de los Andes, ha sido uno de los pasos más importantes.

Casa Di Conti fabrica diferentes tipos de bebidas. Ganó reconocimiento brasileño con la producción de vinos aromatizados: los vermuts Contini. Con el cambio de ubicación y la ampliación de su estructura productiva, a finales de los años 1980, el vermú Contini se convirtió en líder de ventas en el mercado interno, con una participación de mercado del 32%, posición que aún mantiene en la actualidad. Pero luego, la estrategia de la empresa brasileña fue la exportación y de la mano de la cerveza.

La cervecera Conti nace en el año 2001, con la producción de Conti Bier. Hoy, ocho cervezas aportan valor a la empresa: Conti Bier, Conti Malzbier, Samba, 1500 Puro Malte, Moinho Real Puro Malte, Burguesa, Conti Zero Grau y Smith44. Por no hablar de Beer Conti, disponible en versiones clara y oscura.

Hoy, Burguesa que es conocida cada vez más en La Paz y Conti Zero Grau, que halla su principal demanda en Santa Cruz, han sido las marcas con las que la Distribuidora NUR empezó a conquistar el mercado boliviano y hoy sus socios estratégicos de Casa Di Conti hablan de ganar el mercado nacional, con el respaldo de su capacidad tecnológica, su diverso portafolio de productos y la calidad de sus productos.

“Bolivia es el segundo mercado más importante de Casa Di Conti. Queremos ganar ese mercado, basados en nuestra capacidad tecnológica, en nuestra tradición y calidad”, dice Carlos Eduardo Rodriguez, Gerente de Exportaciones de CDC.

Precisamente Rodríguez es uno de los recursos humanos más importante de Casa Di Conti, que tiene la estrategia de copar más mercados externos. Y en esa línea, el ejecutivo explica que, con el respaldo de la Distribuidora NUR, lanzará una campaña para respaldar a la Selección Boliviana durante su participación en las eliminatorias y que la cerveza 1.500 ingresará al mercado boliviano con fuerza para competir con otras Premium.

Casa Di Conti produce licores, bebidas refrescantes y cervezas. Respaldada en las políticas y estímulos del estado brasileño para sus empresas exportadoras, CDC produce principalmente para Paraguay, Bolivia y Uruguay, sus tres principales demandantes.

“Queremos mostrar lo mejor de nosotros. Ha sido un enorme gusto llegar con nuestra producción a más de los 3.600 metros sobre el nivel del mar. La demanda de la cerveza en La Paz es diferente de la que tenemos acá y por los resultados que hemos logrado sentimos un profundo amor por lo que hacemos para Bolivia”, dijo Carlos Alberto Bittencourt, director de cervezas CDC, en el discurso de bienvenida a un grupo de periodistas, distribuidores de cerveza de La Paz y representantes de la Asociación de Conjuntos Folklóricos del Gran Poder.

La CDC tiene poco más de 1.500 trabajadores con los que tiene relación directa e indirecta. Sin embargo, cuando se visita las plantas de producción la pregunta ineludible dónde están esos empleados, porque allí se ven a muy pocos manejando o simplemente observando el funcionamiento de las máquinas que se ocupan de envasar, organizar y empacar los diferentes productos. De hecho, en una de las plantas más modernas, cuyo tamaño aproximado debe superar los 10 mil metros intervienen solo cinco personas.

Por eso, Casa Di Conti cuenta con uno de los parques industriales más modernos de Brasil, ya que utiliza tecnología Krones en todos los procesos de fabricación y envasado de sus productos. También tiene el respaldo de un cuidadoso proceso de control de calidad, con equipos de última generación en sus laboratorios de análisis, cromatografía y microbiología, lo que garantiza una fiabilidad aún mayor en todas las fases.

“Hicimos inversiones para atender la demanda de Bolivia y hoy podemos competir allá con calidad y precios competitivos. Queremos decirles que ha sido un enorme desafío atender a la fiesta del Gran Poder, ahora podemos decirles que trabajamos con humildad y para ofrecer a los paceños lo mejor de nosotros con mística”, agrega Carlos Alberto Bittencourt.

 

 

.