Junio 21, 2024 [G]:

Bolivia: Ocultan, abandonan o dejan morir a personas con discapacidad

En lo que va de la gestión se registraron 15 casos de personas abandonadas y descuidadas. Ellas no recibían una buena alimentación, porque falleció la persona que los cuidaba y sus familiares optaron por abandonarlas.


Miércoles 27 de Septiembre de 2017, 11:45am






-

La Paz, 27 de septiembre (Soledad Mena, Urgentebo.com).- “Hemos atendido un caso especial de un joven que estaba a cargo de la mamá, pero ella había fallecido. El joven estaba encerrado y amarrado en casa, le daban alimento pero como a un animalito, lamentablemente la familia huyó, y quienes lo trataban así eran los hermanastros”. Ese el caso de una persona con discapacidad mental psíquica, cuya situación fue registrada por la Unidad de Atención a las Personas con Capacidades Diferentes del Gobierno Municipal de El Alto.

El caso de la niña Nahomy, de 14 años, que llegó desde Guanay con un diagnóstico de desnutrición severa y discapacidad mental, no es el único. Este año se reportó un caso similar en el Hospital Corea de El Alto, es una adolescente de 12 años con discapacidad intelectual, la mamá vivía en una situación terrible y tenía otros dos hijos.

“Ella estaba en una situación de desnutrición, pero no extrema, intervinieron las defensorías, visitaron el hospital Corea desde donde reportaron”, dijo Elizabeth Castro, de la Unidad de Atención a Personas con Capacidades Diferentes.

En lo que va de la gestión se registraron 15 casos de personas abandonadas y descuidadas. Ellas no recibían una buena alimentación, porque falleció la persona que los cuidaba y sus familiares optaron por abandonarlas.

 Además, la mayoría tiene el carnet de discapacidad caducado y no puede acceder al servicio de salud por descuido de los familiares que dan prioridad al trabajo antes que atender a las personas con discapacidad.

Los casos atendidos son de adolescentes y personas mayores que tienen una edad mental menor a los cinco años, pero son personas mayores fisiológicamente.

Las condiciones en las que viven las personas con capacidades diferentes son dolorosas. Los primeros en vulnerar sus derechos son sus propios familiares, no los aceptan, los ocultan, los descuidan y los dejan morir. “Hay momentos en que las familias se sienten solas, abandonadas, no tienen trabajo, se sienten en una situación de desesperación y  optan por dejarlos a su suerte y abandonarlas  para que mueran. Esa es una situación inhumana y pero también es una situación complicada”, apuntó. 

El abandono ocurre por diferentes razones,  ya sean económicas, sociales, intereses personales e incluso políticas.

Los que más sufren maltrato y discriminación son las personas que no pueden comunicarse, quienes no tienen voz o quienes padecen de discapacidad auditiva, no pueden  decir que es lo que les pasa.

En el mundo andino, la discapacidad está vinculada a la discriminación. Se estigmatiza a las personas con discapacidad como un castigo de Dios o una maldición. La  población migrante todavía tiene  estereotipos, “es complicado sacarlos de ese pensamiento”, indicó. 

La directora del   Comité Departamental de la Persona con Discapacidad (Codepedis), Jannethe Casanova, expresó que hay personas que   transmiten el testimonio de que son consideradas “el castigo de Dios”.

“Me ha caído un rayo cuando estaba embarazada, por eso mi niño ha nacido enfermito”, dice una madre.  Otra versión común es que “su papá estaba andando mal, con  otro hombre. Nos han embrujado.

También la discapacidad está ligada a la pobreza, la persona con discapacidad es pobre. Más del 50 por ciento vive en viviendas precarias; generalmente no son de su propiedad y hay casos en que son considerados cuidadores de casa.

 Las personas con discapacidad no acceden a educación que les permitan trabajar ni a los servicio de salud antes de la aprobación de la ley 475. La población desconoce la discapacidad, es como si no existiera, que tienen que ser alejaditos.

.