Junio 25, 2024 [G]:

Asoban alerta que el índice de mora es el más alto de los últimos 15 años


Lunes 27 de Mayo de 2024, 7:30pm






-

El último informe de la Asociación de Bancos (Asoban)  y que analiza el comportamiento financiero nacional alerta de que la cartera en mora llegó a los 930 millones de dólares, lo que significa que el índice de morosidad es el más alto de los últimos 15 años.

“Estudios económicos, boletín cifras bancarias” es el título del informe de Asoban y que tiene como fecha el 2 de abril. Aborda el estado del sistema de las entidades financieras y admite que hubo una contracción en los créditos colocados, un incremento importante en el índice de la mora y una caída en los depósitos en moneda estadounidense, el dólar.

“A marzo de 2024, la cartera en mora alcanzó a $us930 millones; en consecuencia, el índice de morosidad se situó en 3,3%, registrando el mayor nivel de los últimos quince años”, señala el informe y explica que la cartera vigente reprogramada se redujo, “aunque se mantiene en niveles históricamente altos, como resultado de las medidas regulatorias adoptadas desde inicios de la pandemia en 2020”.

Al margen del índice de morosidad, la cartera de créditos sufrió una contracción. “Al primer trimestre de 2024 el saldo de la cartera de créditos del sistema bancario alcanzó a $us27.949 millones, registrando una contracción de 2,3% en los últimos doce meses, equivalente a $us645 millones”.

Por tipo de crédito, la cartera registró crecimiento interanual en el microcrédito y el crédito hipotecario, aunque en ambos casos el dinamismo fue menor al registrado a marzo de 2023. En tanto, los créditos pyme, empresarial y de consumo se contrajeron en los últimos doce meses, observándose en el caso del crédito pyme un mayor retroceso.

Según el informe de Asoban, este comportamiento es aún la consecuencia del cierre de Banco Fassil, ocurrido a fines del abril del año pasado, “no obstante, en mayo de 2024, cumplido un año del evento y del traspaso de una parte de su cartera a otras entidades, la cartera de créditos reflejará apropiadamente su evolución en los últimos doce meses”.

También destaca que los indicadores de fortaleza, rentabilidad y solvencia de la banca a marzo del 2024 llegó a niveles parecidos del 2023.

“En cuanto a los indicadores de fortaleza, rentabilidad y solvencia del sector bancario, a marzo de 2024, el patrimonio del sector bancario alcanzó a $us2.847 millones, nivel similar al de marzo de 2023, aunque es importante considerar que con la intervención de una entidad el patrimonio del sistema se redujo, fortaleciéndose posteriormente con la reinversión de utilidades que las entidades realizan año tras año”, dice el documento.

Las utilidades del sector al primer trimestre de 2024 se situaron en $us54 millones, registrando un aumento de $us10 millones en relación al mismo periodo de 2023.

En consecuencia, la rentabilidad del sector bancario, medida a través del indicador de retorno sobre patrimonio (ROE, por su sigla en inglés) se situó en 7,6%, situándose algo más de 1 punto porcentual (pp) por encima del indicador registrado hace un año.

El comportamiento de los depósitos

Los depósitos del público en el sistema bancario alcanzaron a $us29.858 millones, registrando un crecimiento de 2,4% en relación a marzo de 2023, que respondió a la dinámica de los depósitos a la vista y cajas de ahorro; en tanto los Depósitos a Plazo Fijo (DPF) se contrajeron en el último año, debido principalmente a la intervención antes citada.

Por moneda, los depósitos en moneda nacional se incrementaron en el último año; en tanto, en moneda extranjera se contrajeron, en un contexto en el que la demanda de dólares estadounidenses registró aumento desde hace un año. En consecuencia, los depósitos en moneda extranjera se situaron en $us2.932 millones; es decir, $us1.093 millones por debajo del saldo registrado a marzo de 2023.

La mayor demanda de dólares del público y su efecto en los saldos de depósitos en moneda extranjera, en un contexto de menores Reservas Internacionales Netas (RIN), se constituye en un desafío para el sector bancario cuya prudente administración ha permitido atender la demanda del público en el último año.

 

///

.