Mayo 29, 2024 [G]:

Ahora, jóvenes bolivianos van por el sueño asiático


Lunes 22 de Mayo de 2023, 1:45pm






-

La Paz, 22 de mayo (Marco Quispe, Urgente.bo).- “Me gustaría conocer Corea del Sur, es un sueño para mí”, dice sin dudar María José Crespo, fanática del género musical pop coreano o más conocido como el k-pop. Como muchos jóvenes aficionados por este tipo de música, ella es admiradora de la cultura oriental. “Ya no es un sueño americano, sino un sueño asiático”, destaca.

En Bolivia, miles de jóvenes, organizados en tribus urbanas, ven al mundo asiático como un referente. ‘Kpopers’ (aficionados a la música surcoreana), otakus (amantes de series anime de Japón), cosplayers (personas a las que les gusta disfrazarse de personajes de obras de ficción), son algunos de los grupos que se dejan llevar la cultura de ese continente gigante.

Para la historiadora Sayuri Loza, los jóvenes se siente atraídos por la cultura asiática, porque hay mucho en común con Bolivia, “por ejemplo, los japoneses físicamente se parecen a nosotros y eso también influye en los jóvenes”.

Loza complementa que esta tendencia de admiración no sólo se da en Bolivia. “La cultura occidental se está alimentando mucho de la cultura oriental y también es algo que ocurre a nivel mundial donde se ve mucho fanatismo”, resalta.

Durante la década de los 90 varias series animadas del país nipón inundaron los canales televisivos de Bolivia como: Dragon Ball, Caballeros del Zodiaco, Super Campeones, entre otros. “En los 90 la cooperación japonesa donaba a los canales locales diferente programación infantil con cultura japonesa. Muchos crecimos con eso y nunca hemos dejado nuestra afición”, dice Loza.

Karla Grace Concha se dedica desde el 2011 al mundo del cosplay y es fanática de series y películas de Japón. Ella participa en distintos eventos con el nombre de ‘Lady Sigyn Costume Play’. “Se transmiten muchos valores a través de la promoción cultural asiática. Por ejemplo, me apasionan las historias que narran en sus series anime o películas que están destinadas a resaltar aspectos positivos de su sociedad”, indica la comunicadora.

 

APRENDER UN IDIOMA

Distintos centros de enseñanza en el país se vieron en la necesidad de responder a la demanda de aprendizaje de idiomas asiáticos como el chino mandarín, coreano o japonés, entre otros. La admiración por el mundo de Asia lleva a varios jóvenes y niños a verse en la necesidad de aprender estos idiomas ya sea para entender sus series, músicas o en muchos casos con vistas de viajar a este continente. “Una de mis más grandes motivaciones es llegar a China para ser parte del mundo tecnológico con el que cuenta y estudiar producción audiovisual”, dice Concha que sabe del idioma chino.

Loza afirma que esta ola de admiración por el mundo asiático hizo que jóvenes dejen de lado el interés por el idioma inglés. “Antes los estudiantes siempre querían aprender inglés, pero ahora han surgido un montón de institutos de chino coreano y japonés. Muchos están locos por aprender y toman cursos para ganar becas”, destacó.

 

“…UN SUEÑO ASIATICO”

En el país hay una infinidad de ofertas de viaje a un país asiático ya sea por turismo o estudio. Crespo, quien es líder del fandom de música surcoreana Xikers, destaca que muchos de sus compañeros tienen la meta de poder algún día llegar a Corea del Sur. “A cualquier fanático no solo del k-pop, sino también de las otras culturas orientales, les gustaría ir a estos países asiáticos. En lo personal me encantaría ir a Corea ya que es un sueño para nosotros”, destaca la joven estudiante.

Loza, que viajó a Japón en varias oportunidades, menciona. “Japón es un país altamente tecnologizado y muy seguro en comparación con nuestro país donde hay violaciones, allí no hay asaltos y si pierdes algo encuentras al día siguiente”.

Joel Arias, al igual que Crespo, es fanático del mundo coreano. Él es maestro de baile k-pop en la escuela de danza ‘Un paso adelante’ y en sus planes está conocer Corea del Sur. “Para la mayoría de las personas que gustamos de este género es un sueño viajar a Corea”, resalta.

Loza dice que muchos jóvenes dejaron atrás el sueño de ir a Disney (uno de los parques de diversiones más famosos del mundo) y que el suelo americano está desgastado. “La generación pasada buscaba ir a Disney, pero ahora muchos buscan viajar a Asia. Estados Unidos ya no es lo que era y el sueño americano está desgastado, ya no es el único referente cultural. Ya no hay un sueño americano, sino un sueño asiático”, precisa.

EL ENCANTO DEL K-POP

El k-pop o pop coreano es un género musical popular que surgió en Corea del Sur en los años 90. Influenciado por varios estilos musicales, el k-pop es más atractivos que géneros similares, no solo por sus ritmos pegajosos y únicos, sino también por la gran producción de sus videoclips y la impresionante narrativa que utilizan las empresas para difundirlos desde las diferentes plataformas virtuales.

Los seguidores y fanáticos del k-pop, que es considerada una tribu urbana, se reúnen principalmente en la Plaza Camacho de la ciudad de La Paz. Sus admiradores admiran este género musical y aprenden sus letras y coreografías.

Joel Arias enseña este tipo de baile en la academia llamada ‘Un paso adelante’. “Hay muchos jóvenes interesados por el k-pop y en específico por bailar este género. En mi academia varios jóvenes buscan aprender este ritmo que es complicado, pero no imposible”, destaca Arias, de 23 años de edad.

Joel llama a que jóvenes sean parte de este género musical ya sea en su escuela de baile o dirigiéndose a la avenida Camacho y resalta que no es necesario ser ‘kpopers’ para disfrutar de esta música. “Se ve mucha gente escuchando k-pop en la calle y me alegra porque no es necesario ser k-poper para escuchar esta música”, dice.

En tanto, María José Crespo indica que le llegó a gustar este mundo el 2017 por medio de su entorno colegial y que hasta hoy se mantiene presente en su vida. Ella es líder del grupo fandom de Xikers en el país, gusta mucho de este género y afirma que esa música expresa mucho para ella. “Cuando uno busca la traducción de una canción entiende el significado porque habla del amor propio y eso nos encanta a los jóvenes”, apunta.

///

.