Febrero 22, 2024

Russ, la fiesta más loca de Noruega

La organizan los jóvenes que están por terminar el secundario. Van en buses por todo el país


Lunes 19 de Junio de 2017, 11:30am






-

Buenos AIres, 19 de junio (Infobae).- Se llama el "Russ" (una abreviatura de una vieja celebración nórdica llamada "Russefering"), comienza a mediados de abril y termina el 17 de mayo, el Día de la Constitución y fiesta nacional noruega. La protagonizan los adolescentes noruegos que están por terminar sus estudios secundarios y es quizás la fiesta de adolescentes más salvaje del mundo.

"En las películas estadounidenses tienes la impresión de que tienen fiestas muy loca, pero nosotros tenemos la celebración más loca aquí en Noruega", dijo a Associated Press Frederik Helgesenn, un joven que lidera el comité Russ en su escuela del oeste de Oslo. "No creo que haya nada en el mundo como esto".

Los adolescentes se juntan en grupo de entre 15 y 25 y alquilan un bus al que decoran y preparan como una disco ambulante con diferentes pistas. El costo de preparar cada bus puede llegar a los 120 mil dólares.

Una vez que el bus está listo, los jóvenes se visten con un overol rojo y azul (russebukse), contratan un chofer y parten a las rutas por los fiordos noruegos y van parando en diferentes festivales musicales. La principal parada es en el Kongerparken, un parque en las afueras de la ciudad de Stavanger, donde se realiza una y rave de tres días en las que se juntan unos 15 mil adolescentes.

Los buses de todo Noruega compiten para ser los que preparan las mejores fiestas y atraen más gente.

Cuando no están de fiesta, los adolescentes compiten en diferentes desafíos como deambular todo un día con panes en los pies, tomar una cerveza con dos tampones en la boca o comerse una hamburguesa de McDonald´s en dos bocados, tener sexo a la intemperie y a la vista de todos o beber 24 tragos alcohólicos diferentes durante un día.

Los ganadores de cada competencia reciben una corcada alusiva que van colgando de su cuello.

En los últimos años, ha crecido la preocupación en Noruega por los exceso y descontrol del Russ, que suele terminar con algunos jóvenes heridos. Por eso, han aparecido nuevos desafíos para la fiesta que tienen que ver con realizarse tests para prevenir enfermedades de transmisión sexual o llevar comida a comedores sociales.

.