Febrero 24, 2024

¿Cuáles son las competencias laborales más buscadas en Bolivia? Este estudio lo revela


Lunes 27 de Noviembre de 2023, 10:45am






-

Comunicación efectiva, resolución de problemas, motivación y delegación, astucia política, integridad y honestidad son algunas de las competencias que las empresas buscan con mayor interés en sus empleados, de acuerdo con un estudio realizado por el Observatorio Nacional del Trabajo (ONT) de la Universidad Franz Tamayo, Unifranz.

El estudio, titulado “Competencias laborales en las empresas bolivianas”, fue presentado el pasado viernes en La Paz, con la presencia de representantes del sector privado, cooperación internacional, académicos y autoridades universitarias.

El análisis revela que en el nivel estratégico de las empresas se valoran, en mayor proporción, las competencias de comunicación efectiva (escrita), resolución de problemas y habilidades de contacto (astucia política). Mientras que las menos valoradas son las de independencia/autonomía, visión del negocio y motivación y delegación.

“En el nivel estratégico, se enfatiza la comunicación efectiva y la resolución de problemas. Esto sugiere una necesidad de claridad en la transmisión de visiones y estrategias, así como la capacidad de abordar desafíos complejos. La astucia política, es decir, la habilidad para navegar por el entorno corporativo y fomentar alianzas, es crucial para la gestión a alto nivel”, explica el documento.

Por otro lado, a nivel táctico, las competencias más valoradas son las de motivación y delegación, integridad/honestidad y responsabilidad. Mientras que las menos valoradas son las de impacto e influencia, manejo de conflictos y habilidades de contacto.

“A nivel táctico, la motivación y delegación son esenciales, lo que refleja un enfoque en la gestión de equipos y la eficiencia operativa. La integridad y la responsabilidad son valoradas, lo que sugiere una expectativa de liderazgo ético y confiable en la gestión diaria, por otra parte, la menor valoración del impacto y la influencia podría indicar un enfoque más en la ejecución que en la estrategia, y la menor importancia del manejo de conflictos podría reflejar la naturaleza más estructurada y menos volátil de los roles tácticos”, acota el estudio.

El análisis de las competencias también fue realizado al nivel de los diferentes sectores económicos, el tamaño de las empresas y desde la perspectiva de género, ofreciendo una visión global de lo que las empresas valoran.

“Es importante reconocer que las competencias laborales no son estáticas; evolucionan con el tiempo en respuesta a cambios tecnológicos, tendencias económicas y dinámicas sociales. La sostenibilidad en el desarrollo de competencias es importante, lo que implica la necesidad de invertir en el aprendizaje continuo y en la capacidad de adaptación de la fuerza laboral. Para esto, se recomienda que las organizaciones adopten un enfoque proactivo y flexible en la gestión del talento, promoviendo culturas organizacionales que valoren el crecimiento y el desarrollo constantes”, explica el estudio.

Por otra parte, los representantes del Observatorio señalan que este estudio también contribuye al ámbito académico, con conocimiento sobre gestión de capital humano y desarrollo económico.

“Los hallazgos pueden ser utilizados para informar la investigación futura y para desarrollar teorías más robustas sobre el desarrollo de competencias en contextos emergentes y en economías en desarrollo como la de Bolivia”, sostiene el documento.

El estudio hace algunas recomendaciones, empezando por impulsar una colaboración estrecha entre el sector privado, las instituciones educativas, el gobierno y la cooperación internacional para maximizar el impacto de los hallazgos.

“Además, se alienta a las instituciones educativas a integrar los resultados en la planificación de currículos y programas de desarrollo profesional, asegurando que los futuros profesionales ingresen al mercado laboral con un conjunto de competencias alineadas con las necesidades reales, actuales y futuras de las organizaciones”, agrega la investigación.

Finalmente, para el Estado, se presentan datos valiosos que pueden informar políticas de empleo y educación, ayudando a cerrar la brecha entre la oferta de competencias y la demanda del mercado laboral de manera expedita. Esto es especialmente crítico en un momento en que la economía está experimentando rápidos cambios y requiere una fuerza laboral que pueda adaptarse y prosperar en este dinámico entorno.

La importancia del estudio

El proyecto del ONT, parte del Centro de Pensamiento Estratégico de la Unifranz, contó en su ejecución con el apoyo de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de La Paz (FEPLP), la Cámara Nacional de Industria (CNI), la Cámara Nacional de Comercio (CNC), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a través de la Mesa del Empleo de Pacto Global, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y Postgrado de Unifranz.

Líderes empresariales resaltaron la importancia del estudio y su utilidad para el sector privado.

“Nos preocupa a todos el tema de la empleabilidad. Nos preocupa que las nuevas generaciones, que ingresan anualmente al mercado laboral, puedan encontrar un empleo digno y por ello este tipo de trabajos son muy ilustrativos y ayudan a estudiar las circunstancias laborales y las circunstancias de nuestra economía”, señala el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Jaime Ascarrunz.

Por su parte, Fernando Aramayo, coordinador de programas y gestión institucional del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) indica que es de vital importancia contar con datos para enfrentar los desafíos que tenemos hacia adelante.

“Recientemente, la Alianza del Pacifico ha arrojado datos muy interesantes que dan cuenta de que el 17% de los jóvenes y el 24% de las jóvenes mujeres están por fuera de los mercados educativos y laborales. Ése es un desafío que, sin tener data en Bolivia, no sabríamos cómo enfrentar”, indica.

José Luis Valencia Aquino, director de programas y proyectos de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), a su vez, señala que es fundamental conocer las competencias deseadas en los diferentes niveles.

“No hay información en el país, más aún de este tipo. Creo que éste es un importante avance para seguir trabajando en aquello que queremos como bolivianos que es el desarrollo económico y social de nuestro país y lo que significa la empleabilidad y el desarrollo”, aclara el representante de la CEPB.

De acuerdo con el ONT, la recolección de datos se realizó de manera estructurada y sistematizada, utilizando plataformas digitales para distribuir la encuesta, logrando 938 respuestas, de las cuales derivan los resultados del estudio.

“Estos datos actualizados permitirán mejorar las estrategias de reclutamiento, capacitación y formación de talento. Lo que principalmente se muestra son las diferencias que hay entre la priorización de competencias entre personas de diferentes niveles, tanto estratégicos como tácticos, también las diferencias que hay entre la valoración de competencias por género y tamaño de empresa”, señala Diego Urioste, coordinador del ONT.

Por otro lado, se busca proveer a instituciones educativas y formativas una base de datos que sirva de referencia para la elaboración y ajuste de programas curriculares que estén en sintonía con las necesidades reales del mercado laboral.

“En un mercado laboral cada vez más dinámico y competitivo, las competencias de los trabajadores se han convertido en un factor determinante para el éxito empresarial. La habilidad para adaptarse rápidamente a los cambios, resolver problemas complejos y trabajar eficientemente en equipo son solo algunos ejemplos de que las competencias pueden marcar la diferencia entre una organización que prospera y otra que queda rezagada”, reza el estudio.

Asimismo, los académicos a cargo del documento, indican que el estudio se propone obtener resultados que no solo reflejen la situación actual de las competencias laborales en Bolivia, sino que también proporcionen una base sólida para la toma de decisiones estratégicas en la gestión del talento humano.

Pedro Sáenz, vicerrector académico de la sede La Paz de Unifranz, señala que este estudio es de gran importancia para cualificar, adecuadamente, el talento que se tiene en el país.

“Esta data es muy importante porque va a ayudar, tanto a las organizaciones productivas, como a la academia en los diferentes niveles, a nivel técnico, a nivel universitario y a nivel postgrado, para poder cualificar adecuadamente los recursos humanos en el país”, explica.

Competencias

De acuerdo con el ONT, el desarrollo de competencias no sólo responde a las necesidades inmediatas de las empresas, sino que también representa una inversión en el capital humano que puede tener un impacto positivo en el desarrollo económico y social del país a largo plazo.

Esto es sobre todo importante si tomamos en cuenta que en Bolivia tenemos una economía diversa que incluye desde sectores tradicionales hasta industrias emergentes, por lo que la identificación de competencias clave es esencial para fortalecer la posición del país en la economía global.

“A medida que la economía de Bolivia crece y se moderniza, se necesitan habilidades laborales que cambian con rapidez. Esta investigación busca identificar estas habilidades para que empresas y organizaciones puedan planificar mejor sus recursos humanos y tomar decisiones informadas sobre formación y desarrollo profesional”, agregan los investigadores.

Según el estudio, se evaluaron competencias como Aprendizaje Continuo, Autogestión, Colaboración, Comunicación Efectiva (tanto escrita como oral), Conciencia Organizacional, Credibilidad Técnica, Cultura Digital, Flexibilidad y Adaptabilidad, Habilidades de Contacto, Impacto e Influencia, Independencia, Innovación, Integridad, Manejo de Conflictos, Motivación, Networking, Orientación al Cliente, Pensamiento Estratégico, Resiliencia, Resolución de Problemas, Responsabilidad, Trabajo en Equipo, y Visión del Negocio.

Cada una de estas competencias incluye comportamientos específicos que los participantes debían identificar en términos de importancia para el desempeño de sus funciones.

El estudio destaca una serie de competencias clave que son críticas para el éxito en varios niveles jerárquicos

Esto significa que, mientras ciertas competencias técnicas son únicas para ciertos sectores, hay un conjunto de competencias transversales, como la adaptabilidad y la resiliencia, que son valoradas universalmente a ambos niveles.

El presidente ejecutivo de la Unifranz, Óscar Ágreda, indica que este estudio se constituye en un instrumento para conocer las necesidades y fortalezas de la formación académica y las empresas, lo que permitirá un mejor desarrollo del talento humano.

“Conocer nuestras debilidades, conocer nuestras necesidades y conocer sobre todo donde debemos enfocar el desarrollo de talentos es primordial para el progreso del país y la sociedad. Tenemos mucha expectativa, de que en un futuro se convierta en una herramienta muy importante para los tomadores de decisiones, los líderes empresariales, las instituciones públicas y sobre todo para personas relevantes como los presentes, para poder enfocar el desarrollo del talento en nuestra sociedad”, asegura Ágreda.

///

 

.