Junio 20, 2024 [G]:

Se acerca el domingo 7; ¿Es un día de mala suerte?


Martes 2 de Abril de 2024, 1:15pm






-

2 de abril (Urgente.bo).- Para muchos creyentes de lo místico y obsesionados con atraer la buena fortuna, el siguiente domingo es una fecha trágica, ya que este domingo cae en un día 7. Una fecha marcada como una época de posible mala suerte para algunos. No obstante, para otros como los pueblos originarios de Bolivia, este día es visto como uno más dentro del calendario.

Dentro de la cultura popular, generación tras generación de creyentes consideran a un domingo 7 como una fecha particular que llama a la mala suerte. Por esos motivos, las personas suelen evitar levantarse del lado incorrecto de la cama, no pasar por debajo de una escalera, evitar a los gatos negros y, sobretodo, evitar pronunciar la palabra siete. De lo contrario, esto llamaría a las malas energías.

Sin embargo, esta creencia tiene su origen en otras culturas ajenas a la de los pueblos originarios, quienes ven en este número un significado muy importante y como un número de buena suerte. Un aspecto que se demuestra a través de la Whipala, una bandera compuesta de 7 colores junto con una distribución 7 columnas y 7 filas.

 “Para nosotros, el 7 de abril es como cualquier otro día”, mencionó el amauta Juan Carlos Ballón sobre las supersticiones detrás del domingo 7, la cual considera una creencia proveniente de otras partes del mundo. Aunque, él muestra su respeto a las culturas ajenas y ve con buenos ojos que cada uno haga sus rituales para protegerse en estas fechas.

Al mismo tiempo, Ballón exhorta a los creyentes en no pensar en lo negativo, ya que estarían llamando la mala suerte a sus vidas. “Cada gente tiene la creencia, si tú piensas en negativo, llamas a lo negativo”, expresó.

Distintos orígenes detrás de la superstición

Algunos de los expertos creen que el mito se originó por una antigua leyenda de países escandinavos como Dinamarca y Noruega, donde se narra la historia de un grupo de duendes que cantaban y bailaban una canción que decía: “lunes uno, martes dos, miércoles tres, jueves cuatro, viernes cinco, sábado seis”. Sin embargo, una joven se acercaría y aburrida de los mismos estribillos gritó: “¡y domingo siete!”, lo cual enfureció a los duendes, quienes con un hechizo la dejaron embarazada.

Por estos motivos, en algunas familias se suele decir “salió con su domingo siete” cada que una joven se embaraza.

Otras de las historias cambian a los duendes por campesinos o brujas, quienes castigan a los entrometidos que se meten en el estribillo de su melodía. Por estas leyendas, el público empezó a relacionar la idea de un domingo siete con algo negativo que provoca espanto, desazón o enojo en los demás sin proponérselo. 

.