Julio 14, 2024 [G]:

El día que la lluvia robó mi sueño


Jueves 21 de Marzo de 2024, 10:00am






-

Eran alrededor de las 22:00 horas del martes 12 de marzo cuando el goteo de agua en la ventana de mi dormitorio empezó a llamar mi atención. Así se anunciaba el cumplimiento de la alerta temprana emitida por la alcaldía paceña con relación a la probabilidad de tormentas eléctricas en horas de la noche, pronóstico que se cumplía con rigurosa disciplina.

La luz resplandeciente de los relámpagos acompañaban los sonidos estridentes de las descargas eléctricas o truenos. Por más que intentaba concentrarme para dormir, no podía dejar de pensar en las consecuencias y los daños que surgirían después; y mientras yo intentaba calmar mis pensamientos, muchas personas veían desde sus ventanas cómo los diferentes ríos tomaban las avenidas más concurridas en diferentes zonas de la ciudad, principalmente en la zona sur de La Paz, dando lugar al recuento de daños y la posterior declaración de alerta roja en el municipio paceño.

Datos del Ministerio de Obras Públicas dan cuenta de 481 viviendas afectadas por las lluvias en todo el país hasta el 14 de marzo.

Medidas de prevención y mayor conciencia

Sin el ánimo de entrar en discusiones políticas sobre las responsabilidades que debieron cumplirse por parte de las autoridades, existen medidas que se pueden tomar para mitigar los efectos de las lluvias, como ser: la reforestación que ayuda a proteger el suelo y evitar la erosión, la construcción adecuada de canales de drenaje y muros de contención para evitar inundaciones y deslizamientos, la educación y concienciación de la población sobre medidas de prevención en casa y cómo actuar ante una situación de emergencia con la familia y la comunidad.

Responsabilidad compartida

Todos los ciudadanos podemos contribuir a proteger nuestro medio ambiente y evitar tragedias. Es urgente que las autoridades municipales, departamentales y nacionales (en el ámbito de sus competencias) implementen medidas de prevención de desastres naturales a largo plazo. También es necesario que la población se involucre en la tarea de proteger el medio ambiente, reducir el uso de plásticos, promover el reciclaje, el manejo responsable de la basura y reducir los riesgos. Solo trabajando juntos podremos evitar que las tragedias se repitan.

///

 

.