Junio 19, 2024 [G]:

¿El último viaje?


Domingo 21 de Abril de 2024, 2:45pm






-

Evo Morales está en su peor momento; en la calle no puede estar, en aviones de línea, donde el abucheo en más de una oportunidad lo hizo bajarse. Tampoco en espacios que no estén circundantes al Chapare o Yapacaní, recuérdese que en el congreso de las Bartolinas lo “sacaron tostando”, después de sabotear su micrófono. Como consecuencia de ello, tiene que alquilar “jets” de empresas privadas (un total de premio a quien logre dar con el nombre real del que pagó el vuelo!!!) o bimotores que le permitan llegar donde no se sabe cómo será recibido.

Desde hace mucho tiempo vengo diciendo que Evo Morales es un cadáver político al que no le han avisado de que ha muerto y que esa es la única razón por la que se mantiene insepulto y a vueltas entre las entrevistas en su casa (por Zoom) o en radio Kawsachun Coca, a la que el poder amenaza con clausurar.

He asegurado también que el G2 cubano e inclusive el propio Maduro que sabe del cariño que Hugo Chávez tenía por “el indio del sur”, entiende que, en el caso boliviano, la alianza del socialismo del Siglo XXI es con el poder en ejercicio y no con el “ex”, a quien se le guarda las consideraciones de forma, pero ya no está en planes de nadie.

Y es que, el hecho de que el hombre pueda o no andar por las calles o subir a aviones de línea, es solamente lo “visible”, aunque eso marca lo que viene aconteciendo con el ex presidente que tiene el más alto porcentaje de negativos entre los políticos nacionales. Pedófilo, protector del narcotráfico, corrupto, fraudulento y huido son las miradas y opiniones que se recogen en encuestas de varios tipos, públicas y privadas. Huido es una palabra fuerte, porque en su caso significa abandonar a la gente que se jugó por él y, salvo en la zona de influencia de las Federaciones del Trópico, donde entienden que sin Evo no hay coca, lo van a seguir y sostener porque es un asunto de sobrevivencia, al menos por el momento.

Morales viajó a Venezuela en vuelo gestionado por Maduro y por lo que se recoge de los medios, su presencia en Venezuela, no recibió un apoyo como para que vuelva triunfador; hasta donde se sabe, esa Cumbre del Alba, fue más para “arropar a Maduro” en su ilegal como fraudulenta re-candidatura; no fue una visita privada, había más de medio centenar de delegaciones y, lo que debe quedar de esto es que, tras del primer día del evento, Maduro simplemente destacó la “trayectoria” del  “jefe indio del sur”.

Antes de irse para Venezuela, Morales “prometió volver”, reconociendo tácitamente que hay desconfianza de sus bases con relación a sus viajes al exterior; eso ocurre porque muchos apuestan que no volverá, lo cierto es que el huido es incómodo allá donde vaya y que él necesita estar en su base, porque las visitas incómodas son como los pescados sin refrigerar, es decir que huelen mal a los 3 días.

Antes de irse para el norte, Morales se aseguró de extender el pleito con el Arcismo, rompiendo cualquier posibilidad de llevar a cabo un evento partidario fuera del Chapare, que es el único lugar en el que se siente seguro; tratando de no perder mucho en la conformación de su convocatoria al ampliado político, llegó al extremo de asegurar que la misma se había “cumplido parcialmente”, una baladronada (fanfarronería) estúpida, porque, hasta en este país se sabe que en las convocatorias electorales se debe cumplir a plenitud con los requisitos que, Evo Morales no puede cumplir porque sus “alumnos” de los movimientos sociales en su gran mayoría practican la obediencia y obsecuencia prebendal y responden al poder de turno, de manera que ahora están con el  que manda desde el edifico que está detrás del Palacio Quemado, es decir con Arce.

Hablando de Arce: está en un callejón sin salida porque no es él quien puede convocar legalmente a un ampliado partidario porque en realidad Morales sigue siendo el “Jefe” del “instrumento”, así no controle nada que no sea sus parcelas políticas rodeadas de coca, de manera que está, según sus propias palabras, extremando recursos (de todo tipo) para lograr que el Movimiento Al Socialismo (MAS) llegue a elaborar una convocatoria a un congreso “de unidad” que le permita renovar su directiva. Esto debe hacerlo antes del 23 de abril, considerando que un día antes ese mandato vence el lunes 22.

Se juega Arce la última carta? Por eso se ha arriesgado a “parecer débil”, convocando a Morales a “su” dicho ampliado y que ambos logren “acuerdos mínimos”? Veamos si hay “última Carta”: partamos del hecho de que Morales tiene minoría en la directiva partidaria formal, lo que lo ha llevado a ensayar la explicación de que los movimientos sociales tienen fracturas entre ellos y que hay “direcciones paralelas” (serían unas 14 organizaciones), lo que indica que, primero habría que definir quiénes son los legítimos representantes de las organizaciones; eso le permitiría ganar tiempo, el tema es si lo va a tener.

Veamos: lo evidente es que los Movimientos Sociales de Arce están reconocidos por el gobierno y los legaliza el hecho de que los mismos son los que mantienen relación prebendaria; reciben desde vehículos bárbaros hasta inmuebles de parte del Estado, es decir que, ahí habría una legitimidad formal e institucional; exactamente como lo hizo Morales en su tiempo. Arce repite la fórmula de su antiguo jefe, por lo que no parece que  el cuentito del huido le sirva para esta ocasión.

Se juega Arce la última carta?, o, con la explicación de arriba, lo que pretende es llevar esto al extremo de que, finalmente sea el TSE quien defina qué y cómo se le daría a él, la jefatura del “instrumento”?. Arce tiene más “llegada” a la máxima instancia electoral del país y, seguramente logrará “ganar a Morales por abandono”, es decir, si el jefe no convoca al ampliado, o no se presenta en el mismo, la “Asamblea” es magna y soberana y ante la ausencia del Jefe, pese a haber sido convocado formalmente por la Coordinadora Departamental del MAS oficialista, elige un nuevo Jefe. Nadie contradice aquello de que el TSE es parte del dominio del poder político gubernamental, de manera que puede pasar algo así como… Belzu ha muerto, quién vive ahora?

Creo que en esto no hay mucho más que hablar; Arce no va a ir por la destrucción o extinción del MAS (que tiene una demanda de parte de FSB, por apropiación indebida del nombre), él sabe que sin el nombre del partido no lograría mucho y ese es un riesgo que no se atreve a correr, de manera que lo más inteligente será acudir a la seudo legalidad y confiar en que el TSE haga su parte.

Morales es pasado; no importa que asegure que “Todavía algunos enemigos internos intentan proscribir al MAS-IPSP.”; al que se va a proscribir es a él; Arce tiene el poder, una base prebendal mucho más grande y la plata que necesita para lograr su objetivo (aunque el país no la tenga), además, hasta la hora que este texto se escribe, Morales ya no es la noticia política de primera plana en ningún medio; en pocas palabras, el sistema socialista del Siglo XXI le ha dado otro lugar… “en su parnaso”, como dice Silvio Rodríguez; es un hecho, ellos ni nadie en política arriesgan perder el poder, por más que un “indio del sur” con sobrados méritos internos, sea quien porfíe por seguir desde donde hace rato ya se fue.

Parece nomás que es “su último viaje”

///

.